Los mosquitos son un tipo de insecto que puede habitar en prácticamente cualquier parte del mundo. Nada más en los Estados Unidos habitan alrededor de doscientas especies.

La hembra del mosquito es la responsable de picar tanto a los animales como a seres humanos, ya que necesita del hierro y los nutrientes que contiene la sangre para reproducir sus huevos.

Posteriormente, la hembra deposita sus huevos en aguas estancadas, donde nacen y en un tiempo no mayor a los diez días adquieren todas sus características reproductivas.

Estos animales pueden vivir de una semana a dos o tres meses, ya que algunos de estos pueden hibernar durante el invierno.

Estos animales fungen como vector y pueden transmitir en su picada gran cantidad de enfermedades, entre las cuales se pueden mencionar el dengue, el zika, la chikungunya, la malaria, el paludismo, fiebre amarilla, entre otras enfermedades potencialmente peligrosas para la salud.

Por ello, debes tener mucho cuidado a la hora de acudir a un lugar rural, donde estos animales se reproducen con mucha facilidad debido a las condiciones climatológicas y la excesiva humedad que suelen tener. Además de utilizar repelente para evitar que estos animales te piquen, existen algunos remedios caseros para evitar reacciones adversas ante sus picaduras.

Recuerda que estos remedios solo sirven para aliviar casos menores y prevenir algunas infecciones que ocasionan estos insectos, sin embargo no sustituyen un tratamiento para enfermedades infecciosas peligrosas como las que te hemos mencionado. A continuación

Los remedios caseros para aliviar la picazón e inflamación de las picaduras.

1. Compresas frías con hielo

Cuando los mosquitos pican ocasionan inflamación en el lugar donde lo hacen. Las personas que tienen piel sensible manifiestan mayor hinchazón en la piel y si se rascan por la picazón que ocasiona la picadura, es mucho peor.

Un remedio sumamente efectivo y sencillo de aplicar es una compresa de agua fría o de hielo, ya que el frío estimula la circulación y reduce la inflamación en consecuencia. En caso de ser picado, aplica inmediatamente una compresa de agua fría o hielo sobre la piel, lo cual reducirá la inflamación de la región afectada y disminuirá la picazón.

2. Bicarbonato de Sodio y Agua

El bicarbonato de sodio contiene propiedades alcalinas, lo cual ayuda a estabilizar el PH de la piel y con ello disminuir la irritación y picazón. Debes mezclar bicarbonato con agua tibia hasta formar una sustancia pastosa que deberás aplicar en las regiones donde los mosquitos te hayan picado.

Es efectivo para reducir la aparición de inflamación e irritación, además tiene propiedades cicatrizantes. En caso de ocasionar lesiones mayores en la piel por rascarte, aplicar bicarbonato ayuda a cicatrizar más rápido y ayuda a reducir las probabilidades de contraer una infección.

3. Limón

El limón es uno de los más poderosos antibióticos de la naturaleza, debido a su enorme contenido de vitamina C. Esta vitamina estimula al sistema nervioso, haciendo al organismo mucho más resistente a todo tipo de infecciones, además es un potente antioxidante, que estimula la regeneración celular.

Puedes aplicar el limón directamente sobre la picadura, lo cual ayudará a eliminar la infección, o utilizar el jugo de limón para ayudar a aliviar la picazón. Debes tener cuidado con utilizar limón sobre la piel si vas a exponerte al sol, ya que este puede ocasionar manchas en la piel.

4. Vinagre

El vinagre es un poderoso desinfectante. Por estas razones es ampliamente utilizado en la cocina para limpiar los alimentos, eliminando todo tipo de agentes patógenos. Sumado a ello, también es eficaz para realizar limpieza en el hogar, ya que puede destruir cualquier bacteria que se encuentre en una superficie.

Utiliza el vinagre para limpiar las heridas en compañía de un algodón, gasa o paño limpio. El vinagre de manzana también goza de características antibacterianas eficaces para destruir agentes patógenos, de hecho es considerado más eficiente que el vinagre común. Si son demasiadas picaduras, puedes hundir la zona afectada en una mezcla de vinagre con agua tibia.

5. Aceites esenciales

Los aceites esenciales son antisépticos naturales, que ayudan a destruir la aparición de bacterias en la piel. Recuerda que las picaduras son riesgosas no solo porque los mosquitos pueden transmitir todo tipo de enfermedades, sino que en la propia piel se encuentran todo tipo de agentes patógenos e impurezas que pueden ser nocivas para la salud si ingresan al cuerpo.

El aceite ideal para tratar picaduras de mosquitos es el aceite de árbol o tea tree, así mismo el aceite de lavanda es excelente para reducir la comezón que ocasionan las picadas. Aplícalos sobre la piel con un algodón, gasa o pañuelo limpio.

6. Miel

La miel es un antibacterial sumamente poderoso, en especial para tratar todo tipo de afecciones en la piel. Es además, un poderoso antiinflamatorio que te ayudará a reducir la comezón y la irritación. Puedes aplicarla directamente sobre la piel en compañía de un algodón o gasa limpia.

7. Aloe Vera

El aloe es uno de los más poderosos aliados naturales de la piel en prácticamente cualquier tipo de herida, quemadura, picadura o enfermedad que la afecta directamente. Esto se debe a sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antimicrobianas, antivíricas y cicatrizantes.

Solo necesitas cortar el aloe vera y aplicar la pulpa sobre la región afectada. También puedes licuar las hojas y pulpa del aloe y aplicar la mezcla en la piel con una gasa antiséptica. El aloe puede acompañarse de aceite de coco y miel para lograr mejores resultados.

8. Tomillo

El tomillo es una hierba típica de la medicina natural porque tiene propiedades regeneradoras, antiinflamatorias, antivíricas, digestivas, revitalizantes y calmantes. Puedes utilizar tomillo para tratar la piel aplicando infusión sobre las regiones donde tengas picaduras o preparar una pasta de tomillo triturándolo. Sus efectos son sumamente poderosos.

9. Manzanilla

La manzanilla es el analgésico y calmante natural por excelencia de la medicina naturista. La manzanilla es utilizada para tratar todo tipo de dolores, en especial los asociados a la indigestión. En el caso de la piel, puede aplicarse de forma tópica para desinflamar la piel y evitar la irritación.

Utiliza infusión de manzanilla para lavar las heridas, ya sea aplicándola tibia directamente sobre la piel en compañía de una gasa o algodón, o bien haciendo un baño de agua tibia con infusiones de manzanilla para aliviar la inflamación y molestia de las picaduras de mosquito sobre la piel.

10. Ajo

El ajo es uno de los más eficientes antibióticos de la naturaleza. Sumado a ello, contiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antivíricas, antibacterianas y un sinfín de beneficios para la salud que sirven para prevenir todo tipo de enfermedades crónico-degenerativas como la hipertensión, algunos problemas digestivos, el cáncer, etc.

Puedes utilizar ajo aplicándolo sobre la piel, o combinarlo con alguna crema hidratante, si no deseas sufrir del escozor que ocasiona al aplicarse directamente. Ten cuidado al utilizarlo si vas a salir después de aplicártelo, ya que su olor es fuerte y puede quedar impregnado en al piel.

Como evitar las picaduras de mosquitos

Los mosquitos son un problema que afecta a la inmensa mayoría de las personas porque no somos conscientes de lo fácil que es para los mosquitos proliferarse y ocasionar todo tipo de problemas para nuestra salud, en especial cuando tienen las condiciones ideales para reproducirse en lugares rurales o marginales.

A continuación te presentaremos algunas medidas que reducirán notoriamente su aparición, mejorando así la calidad de vida en el hogar.

1.  Cambia constantemente las aguas almacenadas en tu casa.

Una de las principales causas de la aparición de mosquitos en el hogar son las aguas estancadas. Muchas personas almacenan agua en tanques que colocan en sus casas, especialmente en zonas rurales o marginales.

Aunque es una medida necesaria en lugares donde el suministro de agua no sea constante o eficiente, debes tomar en cuenta que el agua con el paso del tiempo se convierte en un caldo de cultivo para todo tipo de bacterias, hongos, moho e insectos como los mosquitos.

Para evitar que estos sean un problema, almacena el agua por un tiempo no mayor a los dos meses, ya que pasado este tiempo la misma deja de ser apta para el consumo humano y se convierte en un nido de mosquitos.

Lo mismo aplica cuando llueve; si tienes objetos que puedan convertirse en un pozo de agua estancada (cauchos, tobos de plástico, cubetas, cajas de madera, etc.) lo más adecuado es deshacerte de ellos o en su defecto, limpiarlos constantemente.

2. Usa mallas protectoras en las puertas y ventanas de tu casa

Si vives en un lugar rural o marginal, o tienes una propiedad cercana a ríos o playas, lo más adecuado es que coloques una malla protectora en las puertas o ventanas de tu casa para evitar que animales e insectos peligrosos entren en tu propiedad. En ese sentido, es recomendable que mantengas las puertas y ventanas de tu casa cerradas el mayor tiempo posible.

Recuerda que en lugares donde hay extrema humedad se corre el riesgo de infectarse de enfermedades peligrosas como la malaria o el paludismo, lo cual debe ser atendido por un especialista.

Si llegas a viajar a lugares como la selva del amazonas o el áfrica sub-sahariana debes acudir a un centro médico asistencial donde pongan las vacunas para algunas enfermedades como la malaria o el paludismo, ya que en estos lugares se corre el riesgo de contraerlas por las picaduras de mosquitos.

Deja una Respuesta