Las mujeres también se masturban, aunque la sociedad ha evolucionado  con el pasar de los años, para una gran mayoría este tema sigue siendo un tabú.

Según la definición de Woody Allen se trata de “sexo con uno mismo” y, en última instancia, de “sexo con alguien a quien quieres”. Es una definición interesante de la masturbación porque implica sentimientos y emociones importantes que se relacionan con esta práctica sexual valiosa y cultivable, muchas veces mecanizada e hipersexualizada.

Según Raquel Graña, psicóloga y sexóloga española, para comenzar esta nueva fase en el mundo de la educación sexual tenemos que conocer y estar muy familiarizadas con nuestro aparato reproductor, por eso te recomendamos que te experimentes, que descubras cómo es cada parte de tu cuerpo.

La experta nos explica que para poder adentrarnos de lleno en el mundo de la masturbación femenina debemos conocer todas las partes de la vulva, conocerse a una misma y darse placer es totalmente lícito y no es algo por lo que debamos sentir vergüenza o no nos sintamos en libertad de poder comentarlo con amigas o con nuestra pareja, te ayudará a sentirte más conectada contigo misma e incluso más alegre. Seguro que no lo sabías, pero te ayudará a tener más deseo sexual.

Si aun tienes dudas y no sabes aun si experimentar o si ya practicas la masturbación y tienes curiosidad sobre el tema, a continuación te daremos los beneficios que te ofrece:

  • Liberarás el estrés. Masturbarte te llevará a un estado de relajación una vez hayas alcanzado el clímax debido a la endorfina que se libera.
  • Conciliarás el sueño.
  • Llegarás al orgasmo más a menudo: Sabrás qué teclas tienes que tocar y cuanto más lo hagas, más control tendrás sobre cuándo y cómo llegar al orgasmo.
  • Los orgasmos que consigas serán mucho más intensos. Una vez más, el autoconocimiento es tu mejor aliado.
  • Mejorará tu vida sexual, tanto en solitario como cuando estés en pareja. Saber qué te gusta es vital para trasmitirlo también cuando estamos en pareja.
  • Te servirá como entrenamiento a tu resistencia en las relaciones sexuales. Con la práctica, te darás cuenta que la masturbación también te sirve como entrenamiento, y mejorarás el aguante cuando tengas relaciones sexuales con otra persona.
  • Te ayudará a prevenir posibles infecciones. Liberar fluidos hará que no se produzcan infecciones indeseadas.
  • Pondrás en forma tu zona pélvica, ejercitando los músculos alrededor.
  • Ayuda a aliviar los dolores menstruales.

Ahora con esta lista de los magníficos beneficios que puedes obtener al masturbarte, es momento de que conozcas las distintas formas en la que lo puedes hacer.

Técnicas de masturbación femenina

De arriba a abajo

masturbacion-femenina-arriba-abajo

Es una de las técnicas mas comunes y fáciles de practicar, hará que te centres en tu clítoris. Debes acariciarlo con tu dedo muy lentamente hasta que aumente tu excitación, y frotar entonces de arriba hacia abajo. No vayas directamente al clítoris si no estás preparada, puedes estimular las zonas cercanas primero e ir acercándote poco a poco.

El Sándwich

masturbacion-fmenina-sandwitch

Esta técnica utilizarás dos dedos para darte placer, el dedo medio y el índice. La forma en la que quedan tus dedos es como si fuesen las rebanadas de un pan colocadas entre tus labios en la zona de tu vulva, mientras ejerces presión poco a poco. A la vez que realizas este movimiento de presión puedes dar pequeños golpes a tu clítoris con la otra mano, o jugar con la entrada de tu vagina para estimular todas las zonas.

Punto G

masturbacion-femenina-estimulacion-punto-g

Te recomendamos acostarte sobre la cama para esta técnica y abrir tus piernas con las rodillas ligeramente levantadas (aunque puedes probar en otras posiciones, en la que te sientas mas cómoda). En esta postura, puedes introducir tus dedos en tu vagina con la palma hacia abajo, (con el dedo medio y el índice). Una vez dentro, estimula tu punto G, que se encuentra en la parte superior de la vagina a unos 5 centímetros de la entrada y tiene un tacto más rugoso.

Boca Abajo

masturbacion-femenina-boca-abajo

Para esta técnica debes estar acostada boca abajo sobre la cama, con la cabeza girada ligeramente. Tus rodillas estarán ligeramente flexionadas, dejando que tu clítoris tenga contacto con la cama directamente. Para aumentar el contacto, puedes colocar la almohada sobre esta zona y moverte poco a poco… Varía los movimientos a tu gusto hasta que la fricción sea la adecuada para ti.

Mírate, frente al espejo

masturbacion-femenina-espejo

Masturbarte frente al espejo puede ser algo muy excitante, y es de esas cosas que hay que probar al menos una vez en la vida. Prueba a acostarte o sentarte cerca de un espejo mientras lo haces y empieza a acariciarte mientras te observas. Disfruta el momento y recréate todo lo que quieras, la estimulación se multiplicará.

A continuación te dejamos un vídeo donde muy claramente puedes entender algunos pocos errores que se pueden cometer al momento de masturbarse y que quizás sean estos los que no te permitan llegar al orgasmos, esperamos que hayas disfrutado de este post.

 

Deja una Respuesta