El consumo de marihuana en adolescentes ya es un problema que va en aumento y a ello hay que sumar que el uso de esta droga a esta edad incrementa el riesgo de tener depresión y pensamientos suicidas en la edad adulta, tal como reveló un estudio publicado por la revista JAMA Psychiatry.

De acuerdo con esta investigación, el uso de la cannabis en jóvenes menores de 18 años se asoció con el aumento de casi el 40 % en el riesgos de padecer depresión y un aumento en el 50 % de tener pensamientos suicidas en la etapa adulta, lo que empeora el problema de la expansión de este hábito.

«Dada la gran cantidad de adolescentes que fuman cannabis, el riesgo en la población es muy grande», afirmó a NBC News la doctora Gabriella Gobbi, autora principal del estudio, profesora y psiquiatra del Centro de Salud de la Universidad McGill en Montreal, Canadá.

«Aproximadamente el 7 % de la depresión está probablemente relacionado con el uso de cannabis en la adolescencia, lo que se traduce en más de 400,000 casos», afirmó la experta, cuyo estudio es un nuevo análisis de investigaciones anteriores sobre el uso de esta droga en adolescentes.

Según el estudio Monitoring the Future, el cual monitorea los comportamientos, actitudes y valores de adolescentes y jóvenes de Estados Unidos, el 14 % de los alumnos de octavo grado, el 32 % de los alumnos de décimo grado y el 43 % de los alumnos de doceavo grado afirmaron que habían consumido marihuana en algún momento de sus vidas.

La investigación de Gobbi combinó datos de 11 estudios que incluyeron a un total de 23, 317 adolescentes que recibieron un seguimiento hasta la edad adulta.

Dicha investigación también arrojó que quienes usaron marihuana en antes de los 18 años tenían 3.46 veces más probabilidades de intentar suicidarse, en comparación con quienes no fumaron marihuana en la adolescencia.

Aunque el estudio de Gobbi no probó que consumir cannabis sea una causa directa de depresión, la doctora afirmó: «Consideramos sólo los estudios que controlaban la depresión preexistente. Los jóvenes no estaban deprimidos antes de consumir marihuana, por lo que probablemente no lo estaban usando para automedicarse», aseguró.

Otros investigadores sobre la cannabis como Ryan Vandrey, profesor asociado en el departamento de psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Escuela de Medicina Johns Hopkins, dicen que es muy pronto para decir que esta droga causa la depresión en la adultez.

El profesor afirma que este problema de salud puede deberse a la suma de otros factores, que pueden inducir a los jóvenes al uso de drogas. «Ya sabemos que los adolescentes que consumen cannabis, especialmente los que inician el consumo a una edad más temprana, tienden a tener otros problemas», dijo Vandrey.

«Pero esto resalta la importancia de reconocer que los adolescentes que inician el consumo de cannabis son personas que pueden necesitar atención y cuidados adicionales cuando se trata de la salud mental», afirmó.

«La gente ha estado subestimando el riesgo del uso de marihuana en adolescentes», declaró por su parte a NBC News el doctor Antoine Douaihy, especialista en medicina de adicción y profesor de psiquiatría y medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh.

«Hasta los 22 o 23 años, estamos hablando de un cerebro que está en construcción. Y el consumo de cannabis en esos jóvenes es potencialmente problemático. Ya sabemos que puede perjudicar la atención, el aprendizaje y la memoria. Este estudio indica que también existe el riesgo de depresión mayor», expresó.

Deja una Respuesta