El paso de los años no debe ser una razón para disminuir tu vida sexual, a tus 30 años puedes disfrutar de una vida sexual tan extrovertida como cuando iniciaste a experimentar en este divertido mundo.

A continuación compartimos contigo..

5 consejos para mejorar tu vida sexual a los 30

En algunas circunstancias es tentador hacerlo. Reconozcámoslo. Pero a largo plazo solo dará problemas, entre otros motivos porque creamos falsas expectativas que nada tienen que ver con la realidad. Si lo has hecho para tasajear el ego de alguien, qué vas a hacer cuando lo tengas que bajar de esa nube, no te quedará más remedio que seguir fingiendo una y otra vez. Es mejor saltarse las demostraciones excesivamente histriónicas y poner las cartas sobre la mesa, hablar de lo que te ha gustado, de lo que funciona y de lo que no. Es más cansado fingir un día sí y otro también que apuntar hacia tu clítoris y recordarle algunas singularidades de la anatomía femenina.

Si lo haces y no sucede, acabarás con un fuerte sentimiento de frustración que terminará por estropear todo lo bueno que haya pasado antes. Recuerda aquello de que lo hay que disfrutar es el viaje y relájate. Quizás llegues a un lugar desconocido. Disfruta y no te concentres solo en el que supone que es el objetivo final.

Masturbarse es un modo estupendo de conocer tu cuerpo, lo que te gusta y lo que no, y sobre todo de administrar tus tiempos. Encima, te lo pasarás bien. Es una win-win situation.

No limites tus experiencias sexuales a la penetración y al sexo oral. Hay muchas zonas erógenas que explorar en tu cuerpo y en el de tu pareja y vale la pena ponerse a ello. Experimenta y prueba todo lo que puedas. En serio, no tienes nada que perder.

Realmente no es tan importante, a quien le gustas le gustas como eres. No te preocupes por ser perfecta, no te reprimas, no temas a mostrar tu cuerpo. Eres bella por ti misma, y seguramente también para la persona que te ha escogido como pareja. Disfruta y no te observes demasiado.

Deja una Respuesta