Cepillarse los dientes puede ser un divertido ritual para los niños.

Los pequeños necesitan saber cómo cepillarse adecuadamente para eliminar la placa y deshacerse de las bacterias que causan caries. Conoce cuatro técnicas para que los niños aprendan a cepillarse los dientes con facilidad.

Jugar al dentista
Los niños pueden no darse cuenta de que no se lavan bien los dientes, simplemente porque no lo han visto en alguien más. Al permitirles imitar la técnica adecuada en una muñeca, títere o figura, por ejemplo, pueden ver más claramente la forma correcta de cepillarse.

Prueba este juego: dile a tu hijo que va a jugar al dentista, aconseja el sitio de Colgate. Toma su juguete favorito (preferiblemente uno con dientes duros y de plástico). Consigue un cepillo de dientes limpio y finjan que el muñeco va al dentista por primera vez. Mientras el juguete está recostado sobre una almohada, pueden pretender examinar sus dientes y hablar sobre el cepillado adecuado. Sugiere usar movimientos cortos de ida y vuelta directamente en la encías. Dale a tu hijo la oportunidad de “jugar al dentista”, recordándole que cepille los frentes y la parte posterior de los dientes del muñeco. Practicar una buena técnica con los dientes de un osito de peluche los alentará a replicar el mismo método por su cuenta.

  1. Encontrar la placa con tabletas reveladoras

Un error que los niños a menudo cometen cuando se cepillan es simplemente no ser minucioso. Se cepillan pero fallan en los puntos clave, o solo trabajan en la superficie del diente y pierden la línea de las encías. Comienza por comprar “tabletas reveladoras” de placa en el supermercado; luego, haz que tu hijo las mastique para que se mezclen con su saliva durante 30 segundos y luego pídele que escupa en el fregadero. Por lo general, las tabletas reveladoras de placa son rojas, por lo tanto, la placa aparecerá roja en los dientes y las encías. Proporcionar evidencia de dónde está la placa les da un incentivo de primera mano para hacer un mejor trabajo de removerla con una técnica adecuada. Así que dale un cepillo de dientes y un poco de pasta de dientes de sabor agradable para poner este ejercicio en práctica.

  1. Cepillarse el tiempo suficiente

Otro error común en el cepillado de dientes para niños es simplemente no cepillarse durante el tiempo suficiente. Los niños quieren terminar lo más rápido posible. Atención: encuentra una manera de recordarle a tu hijo que debe ser amable con sus dientes y cepillarlos los dos minutos completos recomendados por la Asociación Dental Americana.

  1. Hazlo divertido. Usa un temporizador, una canción corta o inventa un cuento para alentar el cepillado durante dos minutos, subraya el sitio Healthy Children.

Consejo útil

Si el niño tiene problemas para sostener un cepillo de dientes, intenta hacer el mango más grueso colocándolo dentro de una pelota de tenis. El mango del cepillo de dientes también puede sujetarse a la mano del niño con una banda ancha de goma, una banda para el cabello o un velcro. Los cepillos de dientes con mangos gruesos también se pueden encontrar en tiendas minoristas y de descuento.

¿Conoces otra técnica para que los niños aprendan a cepillarse los dientes?

Deja una Respuesta